7 puntos a considerar en un Proyecto de Inversión

El fin de un proyecto de inversión es generar rentabilidad, riqueza y valor, en gran medida el éxito o fracaso de un proyecto depende de su evaluación, es decir la valoración de los recursos humanos, tecnológicos, materiales y financieros; es por ello la importancia de un proyecto bien estructurado y evaluado que indique la asignación correcta de los recursos, comparando el valor adquisitivo de la moneda futura y determinando el punto de equilibrio para conocer su rentabilidad.

Los siguientes puntos son esenciales para evaluar un proyecto:

  1. Inversión inicial.

Es el monto que se debe disponer para iniciar un negocio, dicho de otra manera, la cantidad de dinero con la que se conseguirán los recursos necesarios para mantener el funcionamiento del negocio, esperando el retorno de dinero suficiente en un periodo de tiempo determinado. Esta inversión inicial comprende activos costos y gastos.

  1. Ingresos estimados.

A través de un estudio de mercado o datos disponibles se podrá estimar las ventas e ingresos anuales tomando en cuenta la inflación y el crecimiento deseado.

  1. Costos fijos y variables.

Es importante considerar todos los costos fijos y variables necesarios que un proyecto debe enfrentar. Los costos variables son los directamente atribuidos al proceso de producción (materia prima, mano de obra directa, mantenimiento, empaques etc.) por otro lado los costos que no varían según el nivel de producción se consideran costos fijos (gerente de ventas, gastos de oficina, secretarias, etc.) Entre mayor sea el número de datos considerados mayor será la exactitud en la estimación de costos.

  1. El acto de financiamiento:

Consiste en la obtención de fondos para crear y desarrollar un proyecto empresarial. Es importante considerar la capacidad de endeudamiento y riesgo de insolvencia; que la empresa tenga la que capacidad de hacer frente a los pagos periódicos sin comprometer su solvencia a corto plazo o pérdida de las garantías aportadas.

En base al estado de resultados podemos determinar la ratio de endeudamiento que mide la relación existente entre el importe de los fondos propios de una empresa y las deudas que tiene contraídas a medio y largo plazo, es decir la capacidad que tiene para cubrir tales deudas con su propio capital.

Ratio de endeudamiento = Pasivo / Patrimonio

El valor optimo se sitúa entre 0.4 y 0.6. Cuando es superior a 0.6 indica que el volumen de deudas es excesivo y aumenta el riesgo de insolvencia, si es inferior a 0.4 puede indicar que la empresa tenga un exceso de capitales propios.

Hay que tomar en cuenta que los intereses y comisiones por este financiamiento exigirá mayor rendimiento; entre mayor sea el porcentaje de financiamiento mayor será la tasa de descuento así que hay que considerar todas las alternativas posibles.

Algunos productos financieros son:

  • Préstamo
  • Crédito
  • Micro créditos
  • Arrendamiento puro
  • Arrendamiento financiero
  • Factoraje financiero
  • Empeño
  • otros
  1. Utilidad y flujo de efectivo.

La utilidad neta es la resultante de descontar de las utilidades obtenidas todos los costos y gastos La estimación con margen de error mínimo garantizará certeza en la utilidad neta ya que un proyecto no será exitoso si sus costos son altos y no es capaz de entregar una rentabilidad razonable.

El flujo de efectivo es la variación de las entradas y salidas de dinero y sirve como indicador de liquidez de la empresa ósea la capacidad que tiene para generar efectivo.

Teniendo en cuenta el pronóstico de ventas y costos podemos determinar las utilidades y flujo de efectivo de la siguiente forma:

Estimación de Utilidad y Flujo de Efectivo

  1. Punto de equilibrio.

Punto de equilibrio es aquel punto de la actividad en el cual los ingresos totales son exactamente equivalentes a los costos totales; es el punto de la actividad en el cual no existe utilidad, ni pérdida. Este punto puede determinarse para unidades como para valores monetarios mediante las siguientes formulas:

Punto de Equilibrio – Fórmula

  1. Evaluación financiera.

Valor presente neto (VPN). El dinero en el futuro tiende a tener menos valor por el factor de la inflación pues reduce el poder adquisitivo. El valor presente neto es el valor equivalente al día de hoy el dinero de años futuros, el fin es comparar el valor de la inversión inicial (presente) con el rendimiento mínimo requerido (futuro). Podemos definir como criterio de aceptación que cualquier inversión que obtenga un valor presente neto positivo pues creará un aumento en el valor y la riqueza del inversionista, pero en cambio cualquier inversión que no logre alcanzar un VPN positivo podría restar valor.

Tasa interna de retorno (TIR). Con este indicador podemos encontrar una sola tasa o rendimiento del proyecto, una inversión debe ser aceptada si la TIR excede el rendimiento requerido, de lo contrario debe de ser rechazada.

Índice de rentabilidad (IR). Muestra la capacidad de la empresa para generar utilidades; mide la cantidad en que aumenta la inversión en relación a cada unidad monetaria.

Periodo de recuperación de la inversión (PRI). Calcula el tiempo en recibir de regreso la inversión inicial. Es decir, el tiempo necesario para llegar al punto de equilibrio donde no se gana ni se pierde.

La evaluación de un proyecto requiere recopilación manejo y análisis minucioso de información para generar resultados simples y de fácil interpretación; y así asegurar toma de decisiones asertivas logrando rentabilidad y éxito en las inversiones realizadas.

Referencias

María Guadalupe Jiménez Meyo

https://www.gestiopolis.com/7-puntos-a-considerar-en-un-proyecto-de-inversion/

Comments are closed.