¡No te quedes atrás! La Transformación Digital es indispensable para tu empresa

Muchos piensan que se trata de estar presente en todas las redes sociales, otros más imaginaran que tener una tienda online es suficiente, unos cuantos más pensaran que se trata de desarrollar una app para la empresa. Lo cierto es que si bien estas actividades pueden apoyar a la digitalización de las compañías, la Transformación Digital va más allá de esto.

Pero, ¿qué es exactamente la Transformación Digital? Este concepto hace referencia al proceso de modificar una organización usando herramientas innovadoras y tecnologías de punta para adoptar nuevos modelos de operación y de negocio. Con esta definición podrás pensar que se trata enteramente de decisiones que le corresponden al área Tecnológica, pero no es así, la Transformación Digital concierne a todos los departamentos de una empresa: la Dirección General, Recursos humanos, Ventas, Atención al cliente, Administración, etc.

 

La Transformación Digital implica tocar los cimientos de la empresa, conlleva una evaluación profunda de sus procesos, productos, servicios, su modelo de negocio, puntos de contacto con el cliente, incluso, las personas que trabajan en ella. Es pues, un cambio radical en la cultura corporativa y, por tanto, debe ser considerado con la relevancia que se merece.

El Big Data, la nube, los negocios sociales y la movilidad son cuatro tipos de tecnologías que se unen para hacer más eficiente la Transformación Digital, pues esta transición tiene que ver con el valor de los servicios, la mejora del modelo de negocio, la innovación, la diferenciación y las fortalezas.

La Transformación Digital implica crear empresas rápidas y flexibles a los cambios. Organizaciones competitivas en este nuevo reto que nos toca vivir. Es por ello que cada vez es más frecuente que las compañías dediquen una parte importante de sus presupuestos a encaminar este proyecto. La International Data Corporation (IDC) predice, en este sentido, que para 2020 el 30% de las compañías habrán asignado un presupuesto de al menos 10% de los ingresos para impulsar sus estrategias digitales.

De acuerdo con un estudio de IDC, la transformación digital moverá más de 1.97 billones de dólares para el 2022. Estimaciones de Gartner, afirman que 56 por ciento de los CEO que han adoptado estrategias digitales para sus negocios ya comenzaron a ver ganancias. Ese mismo estudio afirma que el crecimiento y la transformación digital fueron las principales prioridades de las empresas durante el 2018.

Alrededor de 20% de los CEO encuestados por Gartner informó que tuvieron su primer acercamiento con la transformación digital al incluir esfuerzos como crear un nuevo proceso de negocios, sin embargo lo importante es que todos en la organización entiendan cómo la tecnología cambiará el negocio y el papel que juegan ellos en esa transición.

Bajo este panorama, ¿qué pueden hacer las empresas para transformarse digitalmente?

De acuerdo con IEBS, la escuela de negocios especializada en Innovación y Emprendimiento, las organizaciones deben estar al tanto de las tecnologías y sus herramientas. IEBS recomienda enfocarse en 4 pilares:

  • Estrategia digital: Definir la estrategia digital de la empresa implica que todos los departamentos se sumen al cambio y colaboren en conjunto. Acciones de estrategia como el diseño de un mapa de ciclo de vida del cliente, la incorporación de retroalimentación de los clientes o la alineación de la tecnología con los procesos. La cultura interna de la organización tiene que ser plenamente digital.
  • Evolucionar como organización y en Recursos Humanos para abrir las puertas a los trabajadores a un nuevo panorama digital en el que puedan potenciar su ingenio, innovar y formarse digitalmente y adoptar actitudes emprendedoras.
  • Implementar proyectos una vez que se ha definido la estrategia teniendo en cuenta el entorno digital y al cliente.
  • Por último, optimizar y analizar la transformación digital desarrollando mediciones de mejora, planificación y proyecciones futuras.

La clave para las organizaciones será no dejar de lado estos cambios y apropiarlos como un proyecto transversal pues de ello podría depender su sobrevivencia en el mercado. En este sentido el estudio de IDC nos arroja un dato interesante: para el 2020 el 40% de las tres mil principales empresas de América Latina dependerán de su capacidad de crear productos, servicios y experiencias digitales.

La transformación digital es, sin duda, una gran oportunidad pero también representa un gran desafío. Por ello, la utilización de soluciones digitales que contribuyan al desarrollo del negocio y el respaldo de tecnologías integrales que brinden agilidad en procesos se volverá fundamental para no quedar rezagados y perder   lugar en el mercado.

 

Comments are closed.